La web de la pintura

 

 


Métodos y técnicas para la prevencion de la corrosión.


La corrosión es un fenómeno natural que ocurre en los metales, a excepción del oro y del platino, el resto de metales conocidos sufren un efecto de corrosión al ponerlos en contacto con ambientes que contengan oxigeno o hidrógeno, es por ello que tenemos que saber convivir con la corrosión, para ello hemos de conocer los métodos y técnicas que prevean y retrasen la aparición de este fenómeno natural.

Principalmente podemos proteger los metales de la corrosión tomando acciones en las fases del diseño, modificando el ambiente o medio al cual se someterá la pieza, aplicando recubrimientos o protegiendo la pieza mediante protección anódica o catódica.

Diseño

Durante la fase de diseño, el diseñador ha de tener presente los parámetros que pueden producir corrosión sobre la pieza o instalación que está diseñando, de nada servirá todo el tiempo invertido en cálculos de resistencia si el material seleccionado se corroe rápidamente en el ambiente en el cual se encontrará expuesto.

A continuación se cita una serie de parámetros que el diseñador ha de tener en cuenta:

Modificación del medio

La modificación del medio consiste en reducir o eliminar los agentes corrosivos a los cuales se encuentra sometido la pieza o estructura a proteger.

Básicamente se utilizan inhibidores de corrosión, secuestrantes así como modificadores de Ph como técnicas o métodos destinados a modificar el medio.

Para la utilización de estas técnicas es imprescindible conocer con exactitud el tipo de agente corrosivo al cual siempre se encontrará sometida la pieza.

Proteccion mediante recubrimientos

En este tipo de técnica lo que se pretende es aislar a la pieza o estructura del medio corrosivo, mediante la aplicación de un recubrimiento orgánico o metálico que haga la función de efecto barrera entre el medio y la pieza.

Básicamente existen 2 tipos de recubrimientos que se aplican como técnicas de protección a la corrosión:

Protección catódica y anódica

Este tipo de protecciones se basan en el fenómeno electroquímico de la corrosión para controlar la velocidad o el avance de la misma.

En la protección catódica hacemos que la pieza o estructura a proteger actué como cátodo, de tal forma que no se produzca el fenómeno de la corrosión sobre la pieza, para ello podemos utilizar algunas de estas técnicas:

En la protección anódica hacemos que la pieza o estructura a proteger actué como ánodo, haciendo que se corroa lentamente y pase a un estado de pasividad, esta técnica queda restringida únicamente a materiales que posean un comportamiento activo-pasivo.

De todos los métodos anteriormente citados, la pintura es la técnica más utilizada para la protección de piezas o estructuras frente la corrosión, debido principalmente al bajo coste que requiere así como la funcionalidad extra de estética y diseño que aporta la pintura.

control de la corrosion

Si te ha gustado, compartelo

Anuncios